Menu
Dieta Keto: ¿es buena para ti?
R Blog Dieta Keto: ¿es buena para ti?

Desde hace años la sana alimentación ha tomado mayor relevancia, ya sea por temas médicos y de salud, así como por temas estéticos. Con toda esta ‘revolución’ vienen también las modas y la realidad es que, las dietas que verdaderamente ven por tu salud y también por tu estética, son las que se quedan para siempre.

Hace poco más de un año se ha difundido cada vez con mayor intensidad la dieta Keto. Pero, ¿qué es y por qué es buena (o no) para las personas? Aquí te decimos algunos puntos que debes conocer antes de realizarla:

¿Qué es?

  1. La dieta cetogénica (o keto) recibe su nombre de “ketogenic”, en inglés, y ha sido llamada la dieta que hace al cuerpo un aparato o máquina ‘quemagrasa’. En términos generales, es una dieta muy baja en carbohidratos que deriva en la producción de pequeñas moléculas de energía que se llaman “cetonas” o “cuerpos cetónicos”.
  2. Las cetonas ocurren cuando consumes pocos carbohidratos y estos se descomponen en azúcar sanguínea.
  3. Otro elemento de esta dieta es el consumo restringido o moderado de proteínas.

¿Cómo actúa?

  1. Una vez que se producen las cetonas (en el hígado), tu cuerpo las utiliza como energía, incluyendo el cerebro.
  2. El cuerpo modifica la forma en la que consume energía, y esto lo hace a través de las grasas.
  3. Cuando tu cuerpo comienza a consumir la energía tomando las grasas, le es más sencillo tomarla de esos “gorditos” o bancos de grasa corporal.

 

¿Es para todos?

Ojo aquí: dependiendo tus condiciones de salud podrá decidir un experto en la materia si eres o no candidata para realizar una dieta Keto (por favor, no lo tomes a la ligera). Te damos algunos ejemplos de cuándo es posible que NO seas candidata:

 

  1. Si eres hipertensa y tomas medicamentos para ello. El cambio de alimentación influye directamente en la presión arterial, por lo que debes consultar a un experto que la monitoree para evitar sorpresas desagradables.
  2. Si estás lactando. Al amamantar se da una reducción de azúcar a través de la leche, lo que generará una descompensación en tu cuerpo.
  3. Si eres diabética y/o necesitas medicamentos para esa condición. Comer bajo en carbohidratos eleva la glucosa sanguínea, por lo que quizá debas disminuir o eliminar el medicamento que tomes para dicho efecto. ¡Cuidado!

 

Lo anterior no significa que no puedas hacerla; significa que es probable que, como la química de tu cuerpo cambiará, necesitarás disminuir, aumentar o sustituir los medicamentos que estás tomando. Lo que decidas, siempre hazlo bajo supervisión de un experto, quien seguramente te dará la mejor estrategia para conseguir la figura que deseas.

 

Desde luego, siempre te recomendaremos una dieta sana y ejercicio, apoyándote de Redustat Boost® para descubrir tu nueva figura.

También te puede interesar:

Read more

¿Por qué engordamos?

Read more

Decisiones que pueden ser resultados