Menu
¿Qué son y para qué sirven los ejercicios isométricos?
R Blog ¿Qué son y para qué sirven los ejercicios isométricos?

Un tipo de entrenamiento que, aunque parece fácil, pondrá a prueba tu resistencia

A veces pasa que, cuando estás en busca de una nueva rutina o algo que te ayude a probar cosas diferentes al momento te entrenar, te encuentras con cosas que no se entienden al 100, rutinas cada vez más complicadas o ejercicios desconocidos, uno de ellos y de los que más se habla en los gimnasios, es el ejercicio isométrico, ¿pero qué es?

El ejercicio isométrico es un tipo de ejercicio[1] que implica una tensión muscular, pero que no genera movimiento de contracción y extensión de los músculos, es decir: se activa el músculo mientras se mantiene una postura concreta durante cierto tiempo. Te ayuda a ganar fuerza muscular, mejorar tu rendimiento en otras disciplinas y evita la aparición de lesiones que regularmente se presentan cuando trabajas de forma normal en el gym.

¿Cuáles son sus beneficios?

Uno de los principales es que no necesitas material deportivo específico[2], ni aparatos; además te ayuda a hacerte más consciente de tus músculos, te otorga equilibrio, estabilidad, te ayuda a mantener una mejor postura corporal, mejora la alineación de la columna y desarrolla la densidad ósea, lo que hace más fuertes a tus huesos.

Además, el riesgo de padecer una lesión es menor y te ayuda a prevenirlas o aliviarlas, sin dejar de lado que, de esta forma, puedes trabajar de forma aislada un grupo muscular concreto y lo mejor de todo: ¡puedes hacerlo en casa!

¿Con qué empiezo?

El ejercicio más común de este tipo, es la plancha sobre brazos o antebrazos. Con ella trabajarás todo el abdomen, espalda y brazos. Solo tienes que colocarte en el piso como si estuvieras por hacer una “lagartija” y mantener la posición, es muy importante que cuides tu espalda baja al mantener una línea recta con todo tu cuerpo. Aguanta todo lo que puedas, descansa y repite.

También puedes optar por la variante lateral con la que fortalecerás oblicuos, puedes hacer sentadillas estáticas con la espalda recargada contra la pared o sentadillas en el aire. Es importante que calientes tus músculos para cualquier tipo de lesión muscular y no te olvides de respirar así tus músculos trabajarán correctamente y les será más fácil recuperarse después del entrenamiento.

Y si ya haces ejercicio, tienes una dieta balanceada y quieres potencializar los resultados, no te olvides de que Redustat Boost es tu aliado para conseguirlo, pues su fórmula con L-Carnitina te ayudará a quemar la grasa acumulada y la convertirá en energía.

[1] https://www.mayoclinic.org/es-es/healthy-lifestyle/fitness/expert-answers/isometric-exercises/faq-20058186
[2] https://escueladerunning.com/ejercicios-isometricos/

También te puede interesar:

Read more

¿Sabías que el exceso de azúcar que consumes se puede convertir en grasa?

Read more

¡Se queda, se va!