Menu
¡Gánale la batalla a los menús!
R Blog ¡Gánale la batalla a los menús!

“No pude preparar mi comida del día”: ¡oh, sí! “Se me olvidó mi comida en la cocina”: ¡oh, sí, también! “Es que no me da tiempo”: ¡ah, claro, lo sabemos! Siempre habrá uno, dos, tres, cuatro y más pretextos para decir que no se pudo. Y, bueno, siendo menos estrictos, también sabemos que no siempre es posible preparar nuestros alimentos, pero eso no es válido cuando se trata de llevar una alimentación que te ayude a lograr tus metas.

Por lo anterior, si no fue posible que te hicieras cargo de tu comida y ahora vas a comer con tus amigos de la oficina a la comida corrida, te dejamos estos pequeños tips para que no te salgas tanto de tu régimen alimenticio:

¿Consomé o sopa de pasta?

Esta elección debe tomarse dependiendo el antojo de la siguiente opción (arroz o espagueti) o, si no, será la determinante. Nuestra recomendación es que elijas el consomé, ya que no tiene grasas adicionales (aceite, manteca) y seguro te lo servirán con verduras, que aportará fibra a tu cuerpo.

¿Arroz o espagueti?

Ideal que el arroz fuera integral, pero normalmente no es así. Y bien, si elegiste consomé, cualquiera de los dos que elijas en esta opción está bien puesto que no sumarás dos cargas de carbohidratos. Si elegiste sopa de pasta, te recomendamos elegir media porción de arroz.

¿Plato fuerte?

Ojo aquí, pues los complementos son los que pueden repetirse. Normalmente hay opciones del día y los platillos que siempre están a la orden. En esta opción te recomendamos carne, pollo o pescado asados con verduras, pues serán porciones de proteína y fibra. Sin embargo, si en los platillos del día hay alguno que sea proteína, adelante.

¿Agua fresca?

Lo bueno: es agua y no refresco. Lo malo: a veces son concentrados y la cantidad de azúcar es un abuso. Si no tienes otra opción, puedes pedir agua simple o al menos servirte la mitad de agua de sabor y la mitad rebajarla con agua natural.

¿Pan o tortilla?

Realmente no necesitas más carbohidratos, ¿o sí?

¿Postre?

¡Mejor no!, salvo que sea gelatina, pues las porciones que dan son pequeñas.

Además de lo anterior, recuerda que eres tú quien se debe hacer responsable de lo que comes y de los efectos de ello. Piensa: si te has esforzado tanto, ¿vale la pena romper la disciplina? Y, como siempre, si sigues con tu plan o si tropiezas de vez en cuando, Redustat 60 es tu aliado para ayudarte a eliminar hasta el 30% de la grasa que consumas.

También te puede interesar:

Read more

¿Sabías que la cantidad de calorías que quemas depende también de tu peso?

Read more

Dieta Keto: ¿es buena para ti?