Menu
¿Qué pasa en tu mente y cuerpo cuando estás bajando de peso?
R Blog ¿Qué pasa en tu mente y cuerpo cuando estás bajando de peso?

 

Cada cambio en nuestra vida nos lleva a experimentar diferentes sensaciones, en los mejores casos de bienestar, y en otros menos afortunados, de enojo o frustración. Generalmente, bajar de peso nos lleva a sentir en armonía con nosotras mismas, mientras que subir de peso nos hace sentir más irritables y decepcionadas.

 

Pero por encima de la satisfacción de vernos más favorecidas en el espejo, ¿por qué bajar de peso nos hace sentir bien? Porque la modificación del cuerpo viene acompañada de una serie de mecanismos biológicos (neurohormonales) y ambientales que repercuten en cambios positivos en la esfera psicológica, ya que bajar de peso genera tanto un beneficio estético como de salud.

 

Mayor autoestima y menor riesgo de sufrir depresión

Las ventajas de bajar de peso van más allá de una talla de ropa y pueden actuar como motivación a la hora de ayudarnos a perder peso con hábitos saludables, ejercicio físico y una dieta que tu misma puedes diseñar y que se puede acompañar de otros métodos con eficacia comprobada como el uso de Redustat®.

 

¿Cuáles son los principales beneficios?

 

  • Se incrementa tu autoestima, además lo hace en mayor medida si pierdes peso por ti misma en lugar de someterte a procedimientos quirúrgicos.

 

  • Disminuyen los síntomas depresivos como fruto de una mayor autoestima.

 

  • Mejoras la percepción de tu cuerpo, lo que se traduce en una mejor autoimagen.

 

  • Te predispones a estar de buen humor y a tener sensación de bienestar.

 

  • Se beneficia tu calidad de vida, sobre todo en pro de una vitalidad renovada.

 

Otros cambios que experimentarás son la mejoría en la movilidad, la disminución del riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares, así como diferentes tipos de cánceres.

 

Cómo asumir mejor los cambios físicos

Hay personas que suelen seguir pensando que ocupan el mismo espacio a su estado previo de sobrepeso u obesidad, ya que esa percepción es una de las más difíciles de modificar.

 

Uno de miedos más comunes es que al bajar de peso se quede la piel flácida y con estrías, lo que no se siempre es cierto, ya que la representación mental de tu cuerpo puede que no sea precisa a las verdaderas modificaciones que tienen lugar mientras pierdes peso.

 

A veces las relaciones amorosas pueden verse afectadas, como lo indican ciertas investigaciones. Por eso, no olvides hacer equipo con tu pareja mientras sigues una dieta para bajar de peso. Asimismo, no siempre todas la personas que te rodean se mostrarán empáticas con tus cambios, pero la mayoría serán comprensivas y se alegrarán de que hayas logrado tu objetivo.

 

No solo experimentas un cambio físico o emocional, pues una vez que bajes de peso, es probable que debas renovar tu armario y cambiar mucha de tu ropa. ¡Aprovecha para ponerte aquellas prendas que nunca te atreviste a llevar y lúcelas con orgullo! 

También te puede interesar:

Read more

¿Cómo diseñar una dieta exitosa?

Read more

Los 5 villanos de tu cocina